miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿Por qué sonreír?

Muchas personas caen siempre en depresión, y me incluyo, sentimos que nada tiene solución en nuestra vida. Queremos que el día se acabe, queremos pedir ayuda pero el orgullo no nos deja hacerlo; es ahí cuando fingir una sonrisa es nuestra única arma para contrarrestar y maquillar el mal momento que pasamos.




Dentro de nosotros sabemos que todo pasará, pero no sabemos cuando. El día continúa, miramos a nuestro alrededor, intentamos digerir nuestro mal momento, queremos encontrar un estímulo que nos motive a seguir a sonreír, llegamos a casa, el cansancio nos permite conciliar el sueño




Es ahí cuando despertamos, cuando abrimos los ojos por primera vez en el día; que el descanso, la cabeza fresca de un nuevo día no hace reflexionar y pensar que hay miles de cosas por las cuales sonreír. En mi caso ver a mis hermanos alegres, despertar y que me busquen para darme el buen día, o mi madre esperándome con un buen desayuno; el verlos sonreír permite ver el mundo de otra forma.




O tal, vez como me paso hace unas semanas, prender el televisor y ver en las noticias tantas cosas poco agradables que mucha gente sufre, que da hasta vergüenza que por tan poco me haya sentido abatida.
Hay que disfrutar cada día de salud y bienestar que tengamos junto a nuestros seres queridos. Sé que las cosas a veces se complican , que parece que nada tiene solución; pero siempre hay alguna solución para cosas del trabajo o estudios. No dejemos que ese tipo de inconvenientes nos dañen el día, solo hay que afrontarlos con el mejor ánimo posible y con buena cabeza.