lunes, 23 de diciembre de 2013

Hacer amigos y ser sociable (RECOMENDADO)

Hola, les dejo este post muy recomendable sobre algunas cosas que debemos tener en cuenta para conseguir nuevas amistades o ser más sociable. Espero que sea de su interés y lo compartan

Ser una persona solitaria tiene sus ventajas, como tener más tiempo para hacer lo que tú quieres, dar paseos para meditar, leer libros, escribir y otras tareas en soledad. Pero también es muy agradable tener amigos. A veces necesitas desahogarte con alguien, jugar a algo o hablar por teléfono. Aquí te algunas sugerencas para formar amistades fuertes y duraderas, así que tómate tu tiempo y verás que te gustará.




I.- Pasa tiempo rodeado de gente. Si quieres hacer amigos, necesitas interactuar con otras personas. Si todavía estás estudiando, siéntate donde haya más gente, aunque no tiene por que ser en la mesa de los más populares, simplemente que haya 2 ó 3 personas más. Recuerda que es difícil encontrar amigos si estás sentado frente a tu computadora todo el día. 

II.- Únete a una organización, o un club, donde la gente tenga los mismos intereses o aficciones que tu. No hace falta que compartan todos los intereses y pasatiempos en común para que puedan ser amigos. De hecho, las amistades más enriquecedoras son las de dos personas que no tienen demasiado en común. Aun con todo, si te gusta algo, busca un lugar donde se reunan quienes comparten tu aficción. En las redes sociales, como Facebook, Twitter ó Google+ podrás encontrar y ponerte en contacto con otras personas y aprender un poco sobre ellas antes de conocerlas en persona. Una Iglesia, una mezquita, un tempo u otra lugar de adoración también es un buen lugar para empezar, si tuvieras la misma fe religiosa. 

III.- Únete a un equipo deportivo. Un error bastante común, es pensar que debes ser muy bueno jugando a cierto deporte para hacer amigos dentro del equipo, pero no todos los equipos son tan competitivos. Si disfrutas jugando a ese deporte, y apoyas a tus compañeros de equipo, el unirte a un equipo deportivo puede ser una manera excelente de hacer amigos. Pero un deporte no es la única manera. También si tocas un instrumento, o sabes cantar, puedes encontrar una banda o un coro.


IV.- Sé voluntario. El voluntariado es una manera genial de conocer gente de todas las edades. Trabajar juntos crea vínculos entre las personas, y seguro que podrás encontrar a personas que tienen, como tu, ganas de ayudar a los demás y cooperar a una buena causa. 


V.- Habla con los demás. Puedes unirte a un club, ir al instituto o asistir a una iglesia, pero si no hablas con la gente será difícil hacer amigos. De la misma manera, tampoco tienes por qué estar unido a una organización o un equipo para ser social y, si hablas con la gente, tendrás más oportunidades de hacer buenas amistades. Puedes hablar con cualquiera: el muchacho del videoclub, la persona que se sienta a tu lado en el autobús, o con quién esté junto a ti en la fila para la comida. No seas muy selectivo, o será difícil encontrar a alguien agradable, y verás que de vez en cuando se encuentran personas agradables y se empieza una amistad. 

VI.- Haz contacto visual y sonríe. Si tienes una expresión de “pocos amigos” en tu cara, es menos probable que la gente se sienta atraída hacia ti. Algunos hábitos de que debes evitar son mirar fijamente a la gente (ponte unas gafas de sol al menos), poner cara de aburrimiento, cruzar las brazos o quedarte sentado en una esquina sin decir nada. Estos gestos hacen creer a los demás que estás preocupado por algo o que no tienes ningún interés en hablar con ellos. 

VII.- Empieza una conversación. Hay muchas maneras de hacer esto, como hacer algún comentario sobre lo que les rodea (Hablar de el clima es un clásico: “Parece que hoy no va a llover, ¡menos mal!”), pedir ayuda (“Podrías echarme una mano con estas cajas, porfavor” ó “¿Cual de estos regalos crees que le gustaría más a mi mamá?”), o quizá un cumplido (“¡Que bonito es tu automóvil!” ó “¿Me encantan tus zapatos, donde los compraste?”). Debes continuar la conversación con una pregunta relacionada, para así animar a la otra persona a empezar a conversar.

VIII.- Ten conversaciones breves. Mantén el tono suave y alegre. Si vas quejarte por algo, asegúrate de que él/ella también está molesto con eso, y enfatiza algo positivo, como la manera de evitarlo la próxima vez. Los expertos suelen decir que es bueno seguir la regla 30/70 (30% hablar, 70% escuchar) durante una conversación, si es posible. 


IX.- Preséntate al final de la conversación. Puede ser tan sencillo como decir: “Por cierto, mi nombre es …”. Una vez que te has presentado, normalmente la otra persona hace lo mismo. Ahora debes acordarte de su nombre. Si demuestras que recuerdas de qué hablaste y algunas cosas que te contó sobre su pasado, te hará parecer inteligente, pero más importante es que se dará cuenta de que le estabas prestando atención mientras hablaba y que deseas ser un verdadero amigo. 

X.- Sal y pasa tiempo con otros. Puedes tener una muy buena primera conversación, pero no conseguirás amigos a menos que crees oportunidades para otras conversaciones y pasar tiempo juntos. Es especialmente importante hacerlo con aquellas personas que no podrás ver normalmente. ¡Aprovecha el momento y queda con ellos!

XI.- Si descubres que tienes algo en común con la persona con quien estás hablando, preguntale más acerca de ese tema y, si es apropiado, donde suele encontrarse con más personas que comparten esta aficción. Si así lo hace, sería genial que pudieras unirte al grupo. Si expresas interés en donde se reúnen, cuando y si puedes ir, probablemente te invitarán. Si tu tienes un grupo, una banda, o un club que piensas que les gustaría, aprovecha la oportunidad de darle tu número de teléfono o tu correo electrónico e invítales a asistir. 

XII.- Ofrécele salir a comer o cenar, o a tomar un café. Eso te permitirá tener más oportunidades de conocerse mejor. Una buena manera de ofrecerlo sería: “Bueno… me tengo que marchar… pero si quieres podemos vernos un día para comer o tomar un café y seguimos charlando. Aquí está mi número de teléfono/e-mail”. Esto le da la oportunidad a la otra persona de contactarte; quizá no te de su información de contacto, pero está bien, no lo tomes como un insulto. Simplemente ofrece tu información personal a quienes parezca que pueden llegar a ser buenos amigos, y seguro que algunos de ellos se pondrán en contacto contigo. 


XIII.- No presiones a nadie para ser amigos. No es bueno que acuses a tus conocidos de no haberte invitado a una fiesta, por ejemplo. No es bueno que llames repetidamente a alguien, o que aparezcas por su casa sin avisar (a menos que ya hayais establecido que esto es adecuado), y tampoco que te quedes demasiado tiempo en su casa. En general, es mejor tomarse la amistad poco a poco, y no tratar de ser amigos intimos muy rápido; el proceso de ser conocidos a ser amigos puede llevar algún tiempo. Es normal que te guste disfrutar de la amistad de otros, pero trata de tomártelo con calma. Si no estás seguro del ritmo que debería llevar la amistad, pregúntale a tu amigo/a directamente. Si se va demasiado rápido pudieran sentirse intimidados o asustados, pero no todo el mundo es capaz de decirte “Ves más despacio”… más bien, se alejarán de ti si se sienten agobiados. 


XV.- Se leal a tus amigos. Seguro que has oído hablar de los amigos oportunistas, que están a tu lado cuando todo va bien, pero no puedes encontrarlos cuando de verdad los necesitas. Una parte importante de ser amigo de alguien, es estar preparado para utilizar tu tiempo y energías para ayudar a tus amigos. Si un amifo necesita tu ayuda con una tarea desagradable, o si simplemente necesita un hombro sobre el que llorar, “debes estár ahí”. Si tus amigos bromean, ríe con ellos. Nunca te quejes de tus amigos ni los consideres una carga.



XVI.- Se un buen amigo. Una vez que empiezas a pasar tiempo con tus amigos en perspectiva, recuerda que debes hacer tu parte (por ejemplo, invitarles a algunas actividades, acordarte de sus fechas importantes o preguntarles cómo se sienten), o si no la amistad se volverá desequilibrada y te distanciaras o estarán incómodos. 


XVII.- Ten seguridad en ti mismo. Mucha gente es insegura, reservada o tímida, y por eso les cuesta comenzar conversaciones. Haz un esfuerzo y empieza a hablar con otros, sin importar lo mucho que te cueste. 

XVIII.- No separes a tu amigo/a del resto del grupo. Algunas personas se pueden poner celosas si sus amigos hablan con otras personas o hacen nuevos amigos. Si no les gusta esto, posiblemente no querrán volver a quedar contigo. 

XIX.- Puedes usar una web para iniciar amistades. Hay sitios que están hechos para ayudar a la gente a encontrar amigos, en vez de concertar citas.